lunes, 26 de agosto de 2013

Antes de que usted lector me contradiga por solamente pensar que estoy agrediendo la casi “divinidad” deportiva de Michael Jordan, lea mis argumentos empíricos. El título de este escrito es una suposición con base histórica que hace justicia a lo que Michael Jordan alguna vez dijo:
“Yo sé que él me hizo un mejor jugador. Desafortunadamente, puede tardar un tiempo, después de que ambos nos retiremos, para que las personas se den cuenta de lo realmente bueno que Scottie Pippen era.”

El fanático del baloncesto sabe que el jugador más eficiente en todas las facetas de la historia de la NBA tiene nombre y apellido, Michael Jordan. Bastante se ha escrito sobre su figura. Pero son pocos los que se han preguntado que hubiera sucedido si el talento de Jordan hubiese estado solitario en los Bulls de Chicago. ¿Qué hubiese sucedido si Scottie Pippen nunca hubiese utilizado el uniforme rojo al mismo tiempo que su mentor? Haciendo justicia al que posiblemente sea el mejor “All-Around player” que haya existido en la NBA, vamos a argumentar a favor de su legado durante su estadía en la famosa ciudad de los vientos.
Comencemos por establecer categóricamente que Jordan nunca ganó un campeonato sin tener a Pippen a su lado. Sus 6 campeonatos siempre fueron junto al que él llamó “su hermano menor” . Las primeras tres temporadas de juego de Michael Jordan, las cuales Pippen aún jugaba colegial con la Universidad Centra de Arkansas, se eliminaría en la primera ronda y 2 de ellas vía barrida. No fue hasta la llegada de Pippen a Chicago en 1987-1988 que el equipo llegó a la segunda ronda por primera vez en 7 años y la próxima temporada avanzaron a las finales de conferencia. En cada una de estas 5 series de post-temporada Jordan jugó espectacularmente. Pero sólo en las últimas dos donde avanzaron, estuvo Pippen en el tabloncillo.
Interesantemente en el juego 7mo de la serie final de 1989-1990 contra los Bad-Boys de Detroit, Pippen no pudo jugar ya que estuvo enfermo todo el día con migraña. Esa noche los Pistones eliminaron a los Toros con una aplastante victoria de 19 puntos. El factor de la ausencia de “Pip” (Scottie Pippen) en juego fue palpable. Las palabras de Jordan luego de eliminarse nos muestra la preparación que tuvieron que tener en esos próximos meses “Necesitamos mirar hacia la próxima temporada, es lo único que podemos hacer”. Nada volvería a ser igual.
jordan-pippen-champagneHay que señalar que la temporada mencionada llega el que los dirigiría hacia los 6 próximos campeonatos y establecería un nuevo sistema triangular de juego, el ex dirigente en esos años de los Gallitos de Isabela y los Piratas de Quebradilla, Phil Jackson.
Ya un Michael Jordan establecido como una súper estrella, un joven Scottie Pippen desarrollado en un juego versátil y balanceado y un nuevo visionario para el equipo como lo fue Phil Jackson, marcaron a las campañas de 1991-1998 como unas totalmente distintas.  Obtuvieron es estos años 6 campeonatos consecutivos. 
La defensa de Pippen se dejó sentir más que nunca en el primer campeonato donde le tocó defender a la leyenda Earvin Magic Johnson. De esa temporada en adelante Chicago se vislumbraría no tan sólo por ser un equipo ofensivo sino por su defensa catalizadora. Muestra de ello son los 5 “All NBA Defensive 1st Team ” que compartieron Pippen y Jordan (1992,1993,1996,1997,1998). Michael Jordan comentó sobre la habilidad defensora de Pippen diciendo:
“Es la capacidad natural, el deseo y el conocimiento lo que hace a Scottie un gran jugador defensivo. Él marca el ritmo defensivo para nosotros. El puede desbaratar la ofensiva de cualquiera, porque él puede jugar contra cualquiera desde un armador hasta la quinta posición. “
Pippen se describió en su retiro comentando lo siguiente:
“Cuando miro mi carrera, eso fue realmente lo que fui, defensa. Yo era un sujeto que tuvo una gran cantidad de herramientas y pude hacer muchas otras cosas, pero lo principal para mi fue realmente controlar la defensa de la cancha, realmente un tipo de capitanía para mis compañeros de equipo y la comunicación. Esas son las cosas que me hizo no sólo un gran jugador defensivo, sino también un gran defensor colectivo”.
Scottie-Pippen-and-Michael-JordanLuego de ganar tres campeonatos consecutivos se retira Jordan y Scottie Pippen se queda como líder máximo del equipo.  Es en la temporada de 1994 donde “Pip” puede hacer sus mejores números con 22 puntos, 8.7 rebotes, 5.7 asistencias y 2.9 “steals”, ganando el MVP en el All Star Game de ese año. Luego lleva a los Bulls a un muy buen record de 55-37, eliminándose luego en la segunda ronda de post-temporada. Al próximo año sucedería igual en las semifinales, pero esta vez con el súbito regreso de “M.J.” varios juegos antes de comenzar los “playoffs”.
Scottie no hubiese logrado un campeonato por sí sólo, pero la pregunta sería si la misma suerte le hubiese tocado a M.J. Del 1995-1998 regresa a juego la fórmula ganadora de Pippen y Jordan ganando los campeonatos de estos años con la inclusión del dinámico rebotero Dennis Rodman. Uno de los roles más importantes que Pippen realizó en esta etapa fue la de defender al jugador estrella del equipo contrario. Este dificultaba la ofensiva que se concentraría en el jugador, para que luego el resultado fuese un corte de balón o un tiro incomodo. Dicha estrategia alivianaría en ambos lados de la cancha el trabajo de M.J. Evidencia de ello fue el mejor record de un equipo de 72 ganadas y 10 derrotas en 1995. Phil Jackson describió la intensidad y versatilidad de Pippen en una oración:
“Scottie tiene la habilidad de él sólo desbaratar a un equipo”.
Luego de estos años de gloria, ni uno ni el otro vuelven a ganar otro campeonato. Jordan se retira y Pippen va a probar suerte en Houston, Portland y su retiro nuevamente en Chicago.  Posiblemente su mejor año fue el del 2000 con los Portland Trailblazers. Esta temporada lideró al equipo a un impresionante record de 59 victorias y 23 derrotas. Su liderazgo fue transcendental al punto que de vez en vez su rol ofensivo de “Small Forward” se transformaba en “Point Guard”.  Lo más cercano que estuvo a un campeonato fue este año donde perdió en un juego séptimo la final de Conferencia contra Los Angles Lakers, luego de estar 15 puntos arriba en el cuarto periodo. Quizás ese año hubiese obtenido el 7mo anillo. Su último año con Portland pudo liderar al equipo hasta la post-temporada desde la posición de armador ganando 21 de los últimos 26 juegos de temporada regular. Dando por sentado su habilidad de dirigir a cualquier equipo afirmativamente.
pip-mjDurante los 11 años que estuvo en Chicago, alcanzó 5 temporadas anotando más de 19 puntos por juego, 9 recogiendo más de 6 rebotes. 9 repartiendo más de 5 asistencias y 9 cortando aproximadamente 2 balones por noche. En todas sus 16 temporadas (sin incluir la última del 2003-2004) logró entrar junto a sus equipos a la post- temporada y hasta ahora es el segundo con más juegos de playoffs con 208, sólo superado por Kareem Abdul Jabbar con 237. En estos partidos logró 17.5 puntos, 7.6 rebotes, 5.0 asistencias y 1.9 cortes de balón., probando ser uno de los jugadores más eficientes en esta etapa de temporada.
Scottie Pippen fue declarado uno de los mejores 50 mejores jugadores de la historia de la NBA. Junto a sus 6 campeonatos tiene 3 All NBA First Team, 2 All NBA Second Team, 10 All NBA Defensive Team, 1 All Star Game MVP,  7 veces All Star. Además fue parte del Dream Team original siendo medallista de oro en dos olimpiadas consecutivas (en las olimpiadas de Barcelona 1992, su estilo de recorte Flat Top fue hecho un día en las villas olímpicas por nuestro armador James Carter).  
Quizás debería alterar un poco el título de este escrito con los signos de interrogación y decir ¿Jordan no hubiese ganado sin Pippen? ¿O hubiese ganado, pero menos campeonatos? Realmente nunca sabremos, pero donde no cabe la duda es que nunca lo hizo sin su compañero. El hablar de los campeonatos ganados por los Bulls en la década de 1990 y no mencionar a Scottie Pippen es faltarle a la verdad. Hablar de Michael Jordan y nunca mencionar el factor “Pip” en su carrera es injusto, aún más cuando el mismo Jordan dijo en una entrevista que Pippen lo mejoraba a él, y Scottie  por su lado decía que Jordan era el mejor de todos los tiempos.  Scottie Pippen es uno de los jugadores más versátiles que haya existido en la historia del baloncesto. Integrarse con el más talentoso jugador que existiese en un equipo, hizo que sólo faltara un guía como lo fue Phil Jackson para alcanzar a ser considerados como el mejor equipo de la historia. A pesar del gran talento, no hubo mejor binomio en esa década como ellos. Por mencionar algunos como Malone-Stockton, Ewing-Starks, Thomas-Rodman, Magic-Worthy, Hardaway-Mullin, Porter-Drexler, Payton-Kemp, Majerle-Barkley, Hardaway-Oneal, entre otros. La dinámica ofensiva y defensiva, el liderazgo, el talento, la madurez y las ganas de mejorar año tras año fue la combinación de características que ambos jugadores demostraron en esta organización.
Lo que sí podemos dar por sentado es que estas grandes figuras del deporte nos enseñaron en la importancia de jugar en equipo. Un principio aplicable tanto en los deportes como en la vida. Nunca lograremos nada solos. Juntémonos a gente con nuestras mismas iniciativas, talentos, disciplina, y visión y obtendremos grandes victorias como lo hizo el mejor binomio de la historia del baloncesto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada